Fui testigo de un hecho paranormal

No hay truco, ni fantasmas, ni imanes; simplemente la birome empezó a moverse así acá en mi escritorio. Calculo que estaba justo sobre una impureza que le hacía de privote o algo y el leve viento del ventilador de techo hacía el resto. Cuando la toqué dejó de hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *